martes, 30 de abril de 2013

Conoce más a fondo El Mejor Restaurante del Mundo a través de su página web.

Si quieres conocer a fondo El Mejor Restaurante del Mundo, El Celler de Can Roca pulsa AQUI

El Celler de Can Roca, nombrado el Mejor Restaurante del Mundo

Ayer cuando concluyó la gala de “The World´s Fifty Best” entre empujones conseguí acercarme al escenario a tomar una fotografía. Eran las 21,30 y los medios de comunicación presentes en el Guildhall London rodeaban a los hermanos Roca. A los españoles nos llovían las felicitaciones. “Ya tenéis nuevo sucesor de El Bulli”, me dijo el periodista italiano Enzo Vizzari, mientras insistía en que su última comida en Girona había sido perfecta.
Esta vez la gala, a pesar de que España había vuelto a asumir el liderazgo, me resultó más rutinaria que nunca. Sin embargo, las horas previas tuvieron su miga. Después de la exitosa presentación de la opera Somni (música, realidad virtual y gastronomía) que los Roca había realizado en el Mandarin Oriental, habíamos quedado para comer en el Club George.
Estábamos esperando cuando se presentó Alex Atala, algo inquieto pero tan risueño como de costumbre. Le preguntamos si creía que se iban a cumplir los rumores que le daban como ganador y nos contestó que el restaurante bueno no era el suyo sino el de los Roca, el único perfecto.
En la mesa tuve a mi derecha a Andoni Aduriz. Enfrente a Joan Roca y Quique Dacosta. Algo más allá a Juan Mari Arzak. A mi izquierda Bittor Arguinzoniz y Agustí Peris, en otro tiempo el gran sumiller de El Bulli. El nerviosismo se mascaba en el ambiente. El más afectado Andoni. Mediado el almuerzo se presentó Gastón Acurio, que nos comentó sus proyectos en Londres.
Después del segundo plato Joan Roca recibió una llamada misteriosa. Mantuvo el tipo pero se le mudó la cara. “Me tengo que marchar” nos dijo, y salió con Ana su mujer de forma discreta. Le acababan de comunicar la noticia pero le pedían hermetismo absoluto.
Quince minutos después nos enteramos del orden de los 10 primeros. Lo celebramos con aplausos.
Enseguida nos informaron del resto de la lista con el compromiso de mantener el embargo de la noticia hasta la entrega oficial de premios. No sirvió de nada porque en España circuló al poco tiempo. Tanto que a las 18,00h me llamó Andrea Tumbarello (Don Giovanni) desde Madrid para decirme que habían ganado los Roca. Le di las gracias y le contesté con una verdad / mentira: “He comido con Joan Roca pero todavía no sé de nada”. ¿Balance final de “The World´s Fifty Best 2013?
Lo de siempre salvo que en esta ocasión la opinión es unánime: ha ganado el mejor y España vuelve a recuperar el liderazgo. Tres cocineros entre los 8 primeros y 5 entre los 50 es un balance importante. A partir de ahí todo es discutible porque la lista chirría como todos los años. Alguien me dijo que no comprendía cómo no estaban ni Dani García ni Josean Alija. Le contesté que estaba de acuerdo y que tampoco entendía la ausencia de David Muñoz que representa lo más caliente de las tendencias actuales. Ni es compresible que Martín Berasategui, uno de los mejores europeos, no figure entre los 10 primeros.
Las preguntas serían infinitas. ¿Es lógico que no haya ningún restaurante francés entre los 10 primeros? ¿Es mejor Massimo Botura que Paolo Lopriore o Pino Cutaia? ¿Tiene sentido que el inglés Heston Blumental que estuvo en la cumbre con The Fat Duck, ahora ocupe el puesto 33 y siga bajando? ¿Y que Gran Achat, que se daba como ganador absoluto hace dos años ahora haya caído al puesto 15?
La lista es cruel, demoledora y efímera y acumula ausencias escandalosas. Nadie discute que beneficia a España y aumentará el turismo gastronómico. Los medios de comunicación anglosajones se encargarán de hacer su trabajo.
Dos puntualizaciones. Con el irresistible ascenso de los cocineros latinoamericanos -- Gaston Acurio, Enrique Olvera, Virgilio (Central) -- se puede afirmar que el 20% de los situados entre los 50 primeros hablan español.
Cuando le preguntamos a Joan Roca si se sentía satisfecho nos contestó afablemente: “Estoy feliz por lo que representa para la cocina española. Necesitábamos un nuevo golpe de autoestima. Si el mundo nos mira ahora a nosotros también va a fijarse en los cocineros y restaurantes españoles que se esfuerzan a diario en su trabajo”
Grande Joan Roca.
Elegancia, educación y siempre con un talante positivo. Su leyenda continúa. En twiter: @JCCapel

Fuente: Elpais.es



martes, 16 de abril de 2013

TRUCOS PARA CONSERVAR MEJOR LOS ALIMENTOS



VERDURAS

Conservarlas frescas sin humedad en el frigorífico: Guárdalas en el cajón para verduras del frigorífico pon una esponja seca y limpia para que absorba la humedad. También puedes forrar con papel de cocina la cubeta de la nevera, que contiene las verduras, éste absorberá toda la humedad y mantendrá las verduras frescas durante más tiempo. Recomendamos la primera opción por el derroche de papel que supone la segunda.
Conservarlas durante más tiempo: Para conservarlas durante más tiempo, sumergirlas en agua hirviendo, ligeramente salada entre 2 y 5 minutos, así detendremos la acción de las encimas responsables del envejecimiento. Luego podrás guisarlas siguiendo la receta que prefieras.
Tomates: Podrás conservarlos bastante tiempo en la nevera; pero podrás guardarlos varias semanas si los colocas en grandes tarros de gres llenos de salmuera (agua salada), tapados herméticamente con un tapón de corcho. Si están verdes déjalos al aire, o envuélvelos en papel de periódico.
Lechuga: Lávala y una vez seca, guárdala en un recipiente hermético o envuelta en un trapo limpio o en papel de periódico y ponlo en la parte baja de la nevera. Nunca la dejes en una bolsa de plástico, se pudriría enseguida.
Endivias: Evitar guardar las endivias a la luz; sus hojas verdearán y adquirirán un sabor amargo muy desagradable. Es mejor conservarlas en una alacena bien cerrada o en el cajón de las verduras de la nevera.
Alcachofas: Durarán más tiempo frescas si las envuelves una por una, con papel de periódico mojado y las guardas en la nevera. Ten en cuenta que una vez cocidas deben consumirse rápidamente; si no, generan toxinas peligrosas para el organismo. Espárragos frescos: Si no vas a consumirlos inmediatamente, se conservarán bien durante 3 ó 4 días, envueltos en papel de periódico o en un paño de cocina grueso, húmedo.

HORTALIZAS

Zanahorias: Pueden conservarse durante mucho tiempo, poniéndolas entre dos capas de arena. Berenjenas: Se cortan en pequeños tacos y se escaldan en agua hirviendo durante tres minutos. Después se escurren bien y se colocan separadas y cubiertas con una bolsa de plástico en una bandeja dentro del congelador.
Rábanos: Se conservan frescos y crujientes si sumerges las hojas en agua fría, procurando que el fruto no se moje.
Cebollas: Para impedir que reproduzcan brotes o se ablanden, envuélvelas una por una en papel de aluminio. En el caso de haber utilizado sólo media cebolla, úntala con mantequilla y verás cómo se conserva en su punto. Ten en cuenta que una vez empezada una cebolla, no debe conservarse más de un día, si no, genera toxinas peligrosas para el organismo.
Ajos: Los ajos se deben conservar siempre en un recipiente que tenga ventilación suficiente, pues si se mantienen en envases cerrados se pudren enseguida. Para que los dientes de ajo no se sequen, puedes introducirlos en un frasco con aceite, que podrás aprovechar como aliño.
Patatas Enteras: Deben estar a oscuras, en un lugar seco y a temperatura ambiente. Debes colocarlas extendidas, sin amontonarlas y con una manzana entremedias.
Patatas Peladas: Las patatas, ya peladas, que no se vayan a utilizar en el momento, se dejarán en un recipiente cubiertas de agua con unas gotas de vinagra, dentro o fuera de la nevera. De éste modo no se pondrán negras ni blancas, y estarán en perfecto estado durante 3 ó 4 días.
Guisos con Patatas: Los guisos que contengan patata nunca deberán guardarse dentro del frigorífico, porque ésta se reviene, adquiriendo una textura correosa.

HONGOS

Champiñones: Envuélvelos en una bolsa de papel o papel de periódico. Así tardarán más tiempo en estropearse.

FRUTAS

Aguacates: Para conservar los aguacates maduros, guárdalos en un lugar tibio, como por ejemplo un armario de la cocina, envueltos en papel de periódico. Para comprobar su grado de madures, introduce un palillo en su interior y si éste entra y sale con facilidad, está listo para degustarse.
Conservar medio aguacate: Cuando quieras consumir solamente la mitad de uno, pártelo en vertical y guarda en el frigorífico, la mitad sobrante, con unas gotas de limón por encima. De éste modo podrás mantenerlo unos días más sin que su carne se oscurezca ni pierda el sabor. 2.
Limones enteros: Llenar un recipiente con sal gruesa y meter dentro los limones, de manera que queden totalmente ocultos. De éste modo pueden conservarse varios días sin perder sus propiedades. También se conservan intactos durante mucho tiempo si se ponen en un recipiente lleno de agua y se cambia el agua a diario.
Un limón cortado: Ponerlo en un platito boca abajo y, para que la pulpa se conserve en perfecto estado, cubrirla de sal fina y guardarla en la nevera.
Plátanos: Conseguirás que los plátanos verdes maduren más deprisa si los colocas con la parte fina hacia arriba, poniéndolos junto a otro plátano muy maduro.
Uvas: Para conservar las uvas en la nevera envuelve los racimos con un trapo y ponlos en el cajón de las verduras.
No guardar la fruta y la verdura conjuntamente. Las manzanas, peras, tomates, pimientos, melones y plátanos desprenden gas etileno, que es inofensivo para el ser humano, pero si lo pones junto a los tomates verás como se ponen blandos, además de perder varias de sus vitaminas. Guarda las frutas que desprenden etileno lejos de otros productos alimenticios.

FRUTOS SECOS

Higos: Para evitar que se sequen, aplastar los higos, uno por uno entre las palmas de las manos y guardarlos en cajas de metal con unas hojas de laurel para reforzar su aroma.
Nueces: Se conservan fácilmente si las pones en una caja con algunas hojas de salvia.
Pasas: Para que se conserven más tiernas, guardarlas en una caja de madera, cubiertas con una capa de serrín y unas hojas de laurel.

HIERBAS SECAS

Aromáticas. La mayor parte de las hierbas aromáticas pueden conservarse secas, salvo el perifollo y el perejil, que resultan realmente insípidas después del desecado. No las guardes en bolsas de plástico: se pudrirían, y ojo con los frascos de vidrio expuestos sobre estanterías de la cocina, las hierbas perderían rápidamente su color y su sabor.
Aromáticas en sal: Puedes conservar tus hierbas en sal. El estragón, el perifollo, la albahaca, etc., se prestan perfectamente a éste tipo de conservación. Antes de utilizarlas no olvides enjuagar cuidadosamente las hierbas, pero sobre todo, no tires la sal: perfumada, podrá condimentar tus platos y ensaladas.
Aromáticas en aceite o vinagre: Basta con sumergir la hierba escogida: tomillo, romero, estragón, albahaca, chalote…, en aceite de oliva o en vinagre fino.
Perejil fresco: Corta el extremo de los tallos y mételo en un vaso grande de agua con un chorrito de limón e introdúcelo en la nevera. Cambia el agua a diario. Otro sistema para mantener el perejil fresco, es lavar y secar un manojo de perejil, córtale los tallos y pica bien las hojas. Guárdalas dentro de un tarro cerrado dentro del refrigerador. Así podrás tener perejil fresco durante quince días. Recuerda que el perejil cuando se seca pierde todo su sabor.

OLIVAS

Verdes, procesadas: Guárdalas en un tarro de vidrio o de loza con el líquido con el líquido de origen. Si éste no las cubre por completo, agrega un poco de agua salada.
Negras, sin procesar: Basta con dejarlas en remojo con aceite de oliva. Para mejorar su sabor, agregar, además, dos dientes de ajo, tomillo y un poco de ajedrea. Dejarlas macerar durante ocho días, y, a medida que las vayas consumiendo, añade más olivas al tarro. Este aceite, después lo podrás utilizar para dar sabor a las ensaladas.

LEGUMBRES SECAS

Para conservarlas y protegerlas de los ataques del gorgojo, guarda las secas en frascos en los que habrás introducido previamente, algunos dientes de ajo. Tápalos herméticamente.

HUEVOS

Para conservarlos más tiempo frescos, sumergirlos en aceite de oliva durante unos instantes. Guardarlos en la nevera con las puntas hacia abajo. Nunca los laves antes de guardarlos ya que la cáscara se permeabiliza. Nunca congeles los huevos enteros, pues estallaría la cáscara.
Yemas de huevo: Si no vas a utilizar el huevo completo, congela las yemas en las bandejas de los cubitos de hielo o cúbrelas con un poco de leche o agua.
Claras de huevo: Puedes conservar las claras de los huevos. Ligeramente batidas, en el congelador.

LÁCTEOS

Quesos sin moho: Para evitar la formación de moho en el queso, envuélvelo en un paño humedecido con agua salada antes de meterlo en la nevera.
Quesos para congelar: Los quesos duros son buenos para congelar. Córtalos en porciones pequeñas y envuélvelos en plástico y papel de aluminio. Los quesos blandos nunca deben congelarse. Mantenerlos a temperaturas entre los 2 y 4 grados.

PAN FRESCO

Se conservará bien envuelto en un paño, fuera de la nevera en invierno y dentro de ella, en verano. Se puede congelar, cortándolo en rebanadas, a tu gusto, quedando tierno al descongelarlo, para poderlo consumir poco a poco.

ALIMENTOS COCINADOS

Gazpacho: Si preparas el gazpacho en cantidad para guardarlo en la nevera, recuerda que el vinagre no se debe añadir hasta el momento en el que se vaya a consumir, de lo contrario fermentará y se estropeará. Pasta: Si te sobra pasta cocida, ésta se conserva mejor dentro del frigorífico, colocando dentro del recipiente, cuando aún está tibia, un trozo de mantequilla y remover. Si quieres congelar la pasta cocinada, debe ser con salsa bechamel (nunca con tomate). Debes cubrirla con papel de aluminio.
Sopas y caldos cocinados: Ambos se pueden guardar en el congelador más de tres meses, pero ten en cuenta que el ajo, la cebolla y las especias en general, acentúan su sabor después de la congelación; por lo que se deben reducir un poco éstas cantidades a la hora de guisarlos.
Puerros: No conserves demasiado tiempo los puerros cocidos, ni incluso en la nevera. A partir de las 48 horas empiezan a crear toxinas, nefastas para el organismo.
Conservar caldos: Si deseas conservar caldos o guisos con salsa, evita cocer en él patatas, podrían echarlo a perder.
Espinacas cocidas: No las guardes más de 24 horas, ni siquiera en refrigerador, ya que desarrollan nitritos, una sustancia tóxica, nociva para la salud.
Salsa de tomate sobrante: Se conservará perfectamente en la nevera, si le viertes una pequeña película de aceite por encima, aislándolo así del exterior.

CARNES

Conservar la carne en la nevera sin olores: úntala con aceite.
Mantener el hígado fresco: No lo guardes en una hoja de papel, resultará bastante difícil de despegar. Sumérgelo en aceite y déjalo en la nevera hasta el momento de cocinarlo, así no se secará, además de mantenerse tierno.

EMBUTIDOS

Evitar que se reseque el embutido: Pasarle materia grasa por la superficie cortada (mantequilla, manteca, aceite) o mantenerlo en contacto con una rodaja de limón.
Evitar el moho en las pieles de los embutidos curados: Pasarle un trapo empapado en agua y sal.

SAL

Para evitar la humedad en la sal introduce unos granos de arroz en el salero.

FUENTE: http://www.lagarbancitaecologica.org/garbancita/index.php/nutricion/994-trucos-para-conservar-mejor-los-alimentos

miércoles, 10 de abril de 2013

Como Agua para Chocolate

Una amable colaboradora, Silvia Prieto, nos envía el siguiente texto con un enlace a YouTube, a ver que os parece.

Tita era una niña tan sensible que desde que estaba en el vientre de su madre lloraba, un día su sollozo fue tan fuerte que provoco que esta naciera antes de tiempo, nació en la cocina de su casa cuando su madre preparaba la comida, entre los olores de la comida lloraba tal vez porque desde que nació ya sabía que el matrimonio estaba negado para ella según los relatos de Nacha.

A los dos días de que nació Tita su padre murió de un infarto al enterarse que Gertrudis, la segunda hija de Doña María Elena, no era hija de él si no del gran amor de su esposa así que Nacha se tuvo que hacer cargo de la crianza de Tita ya que a su madre del susto se le fue la leche, entonces Tita se mudó a la cocina donde los olores de la comida era los que marcaban sus hábitos alimenticios, Tita creció y aprendió a conocer el mundo de la cocina perfectamente convirtiéndose este en su único mundo sin que pudiera entender muy bien el mundo fuera de la cocina todo lo contrario de sus hermanas a quienes les atemorizaba la cocina porque lo encontraban lleno de peligros incógnitos.


Las Galletas de Carola

Tengo una amiga de la niñez, Carolina Almazán, que desde hace un tiempo tiene un negocio que me encanta y no puedo menos que traéroslo aquí, es un precioso negocio de Galletas Decoradas y que encima están buenísimas, ideales para reuniones, cumpleaños, eventos, etc... un toque divertido y diferente en la mesa.
Esta es la Historia de las Galletas Carola contada por ella misma en su página web

En los próximos días trataremos de hacerle una entrevista a Carolina, para conocer más a fondo a esta maravillosa mujer emprendedora y luchadora donde las haya. Por ahora les voy a poner unas fotitos de sus deliciosas galletas para que vayan abriendo boca, ah! por cierto si quieren comprar sus famosas galletas solo tienen que llamar al Teléfono 693 697 894.


¡¡QUE APROVECHE Y NO DEJEN DE COMPRAR UNA CAJITA QUE LES VA A ENCANTAR!!

martes, 9 de abril de 2013

El auténtico Brownie Americano

EL AUTENTICO BROWNIE AMERICANO

Les traemos hoy una receta del AUTENTICO Brownie americano, el que se hace en EEUU y nos la ha enviado nuestra amiga Silvia Prieto que vive en Orlando (Florando) a la que le agradecemos profundamente su colaboración. En España hay diferentes recetas de este dulce, pero nosotros queríamos ofrecerle la que hacen las amas de casa de aquellos lares, que por cierto me dicen que lo mejor es tomarlos con un vaso de leche bien fría.
La Receta

INGREDIENTES

8 oz de chocolate sin azúcar (cuadrados)
1 taza de mantequilla
5 huevos
3 tazas de azúcar
1 cucharada de vainilla
1 1/2 taza de harina sin blanquear
1 cucharadita de sal

ASI SE HACE

Precalentar el horno a 190ºC, engrasar un molde de 9 x 13. Derretir el chocolate y la mantequilla en un cazo a fuego lento, dejar de lado. con una batidora, batir los huevos, el azúcar y la vainilla a alta velocidad durante 10 minutos. Combinar la harina y la sal hasta que se mezcle. Vierte la mezcla en el molde engrasado y hornear durante 35-40 min. Enfriar durante al menos 10 min y lo cubres si se desea con glaseado de chocolate .......
Para mi el truco está en no batir mucho o mezclar demasiado....y no cocinarlo mucho! El truco del palillo, ya saben si les gusta bien hecho, se pincha un palillo y cuando salga seco ya está listo, aunque por allá les gusta un poquito más crudo, pero eso a gusto de cada uno/a.
A muchos estadounidenses les gusta casi crudo...

¡¡QUE APROVECHE!!