lunes, 12 de diciembre de 2016

Freír pescado mediano/grande

El pescado bien frito, es una delicia absoluta
El pescado frito entero, es siempre simplemente delicioso y nutritivo y ha sido un importante elemento de la cocina casera y de restauración Su color dorado brilla en los platos de
los locales y visitantes. Es una tradición para el turista y una delicia disponible a diario para los nativos.
Entre las variedades de pescado que les recomiendo para freír están: el jurel, el mero, el pargo blanco o rojo, el boquerón, la cabrilla, la vieja y la corvina entre otros. El único requisito es que el pescado sea fresco y de mediano a grande (entre 1/2 kilo y 1).

Utilice aceite de oliva o de girasol
INGREDIENTE
- 1 pescado entero (de 1 a 2 libras) – limpio, desescamado y sin agallas
- 2 limones en mitades

- 2 tazas de aceite

- 2 dientes de ajo o al gusto

- 3/4 taza de harina

-1/4 taza de maizena

- sal y pimienta negra molida al gusto


ASÍ SE HACE

Con un cuchillo bien afilado o unas tijeras de cocina, cortar con mucho cuidado las aletas si son muy largas.

Machacamos bien los dientes de ajo y lo salpimentamos al gusto, con la pasta resultante, untamos bien por dentro y por fuera el pescado.

Mezclamos la harina, la maizena y 1/2 cucharadita de sal. 

Pasar el pescado (ambos lados) por esta mezcla de harina. Dejar reposar por 1-2 minutos y pasar nuevamente por la mezcla de harina...sacudiendo el exceso.

Freír el pescado en aceite bien caliente. Freír por 4-5 minutos en cada lado o hasta que adquiera un color dorado y la piel se ponga crujiente. Una vez frito, sacarlo sobre un papel absorbente para que suelte el exceso de aceite.

Servir con medio limón, unas papas arrugadas y un mojo de cilantro. 

Un buen vino blanco o una buena cerveza, son los acompañamientos perfectos.

¡Qué aproveche!